Entrevista a Joaquín Caparros

 

“Nuestro equipo sin la grada, es otro equipo. Al sevillista, al sevillismo, a como se vive el fútbol en el Ramón Sánchez-Pizjuán, hay que defenderlo, pero a muerte”

 

 

Miércoles de otoño, nos encontramos con Joaquín Caparrós en el número 16 de la calle Hernando del Pulgar. Para quedar bien, decidimos que la entrevista fuese en A Lembranza, un estupendo restaurante gallego con el que nunca fallamos. Es un bonito local, con lámparas redondas que cuelgan del alto techo y que hacen un contraste perfecto con las líneas rectas de sillas y mesas. Nos sentamos al fondo, junto a la pared de cristal adornada con pequeñas piedras. Joaquín viste informal, chaqueta oscura, camisa celeste, saluda con una sonrisa y un buen apretón de mano. Nos pregunta por cómo vemos la temporada, sabe que nos tenía ganados en la época dura, de arcas vacías y plomo en las botas, y ahora, con dinero para cien millones de balones y para regar el césped con futbolistas con clase, un segundo puesto en la clasificación de Liga y buen paso en Copa y en Europa, no podemos más que mantener o elevar nuestra opinión sobre él. Pedimos pastel de nécora, zamburiñas, unos magníficos mejillones, el necesario pulpo a feira, un poco de raxo para darle sabor, terminando con un lomo de rubia gallega. Y empezamos la entrevista.

 

Lee la entrevista completa a Joaquín Caparros